Blog

CERRANDO PARTIDO

INTRODUCCIÓN

 

Los especialistas en tenis dicen que lo más difícil para quienes están en la pista es “cerrar el partido”; especialmente si vas ganando. Al parecer, hay que encontrar el equilibrio entre las ansias (motor) por querer acabar con tanto esfuerzo e irte al vestuario a descansar y el cansancio físico-emocional que actúa como un lastre. Si no nivelas ambos parámetros te puedes encontrar, cuando menos te lo esperes, “fuera del partido”.

 

Estamos en diciembre, mes por excelencia en el que se cierran tantos partidos como personas puede haber en el mundo. Para quien más y para quien menos, supone un mes lleno de revisiones personales de cómo ha ido el año a todos los niveles (profesional, relaciones sentimentales, familia, salud, etc.) y qué propósitos nos queremos marcar para el año que está a punto de empezar.

 

En Veravitas en el mes de diciembre, también, estamos “cerrando partido” y es por ello que queremos dedicar este último post del año a la importancia del binomio evaluación-planificación en una empresa.

 

Haciendo una comparativa “campechana” podemos decir que la planificación sería como establecer los propósitos que tengo para el año que comienza, pero si no hago un análisis de lo acontecido en este año, puede que la gran mayoría de éstos se queden “en papel mojado”.

 

 

LA NECESIDAD DE EVALUAR

 

Según el artículo “Empresas sociales y evaluación del impacto social” de DÍAZ, M., MARCUELLO, C. & MARCUELLO, Ch. (2012), “en el caso de la empresas sociales la intuición y la experiencia parece mostrar una clara correlación entre su modo de actuar y el retorno social de las inversiones”. Desde nuestro punto de vista, esta es una afirmación que se puede trasladar a todo el conjunto de la profesión del Trabajo Social. Sin embargo, falta una segunda parte que dice “pero el paso siguiente es pasar de la apariencia y la intuición a los datos y la concreción en los análisis y los resultados” con lo que no podríamos estar más de acuerdo.

 

Para poder realizar una evaluación, antes debemos poder expresar cuáles son los pilares en los que nos sustentamos. En el caso de Veravitas, anunciamos los siguientes:

 

  • Preponderancia de factores sociales sobre factores de otra índole a la hora de la toma de decisiones.
  • La inclusión de todas las personas.
  • La promoción de la igualdad de género.
  • Respeto al medioambiente.
  • La eficacia y la eficiencia.

 

Una vez establecidas las prioridades, podrás dirimir todos los indicadores tanto cuantitativos como cualitativos. Los resultados que se obtengan del análisis de los mismos, permiten poder establecer tus debilidades, fortalezas, amenazas y oportunidades.

 

Así, tendrás un “mapa” de lo que has sido como empresa en el año que está por finalizar teniendo, así, la tierra abonada para decidir lo que quieres ser como empresa en el año que empieza.

 

 

LA PLANIFICACIÓN

 

Ahora, sabiendo quien estás siendo como empresa llega el momento de ver quién quieres ser como empresa; los propósitos los cuales, como no podía ser menos, tendrán que estar relacionados con los pilares en los que te sustentas.

 

En tu lista de propósitos, puedes poner tantos como te vengan en gana; ¡déjate llevar por la ambición! y no te preocupes porque será la planificación la que te hará poner los pies en la tierra y te conducirá a un proceso de toma de decisiones.

 

De ahí su importancia; has estado evaluando quien has sido, te has planteado quien quieres ser y, en este momento, descubrirás quien puedes ser en el año que viene.

 

Por tanto, la planificación, en base a la valoración de parámetros como los recursos económicos-personales-materiales-etc., el tiempo, el sistema de organización y otros muchos, establecerá realmente quien puedes ser para este año tras haber decidido cuáles son tus prioridades, qué recursos vas a invertir para alcanzar tus objetivos, qué acciones vas a poner en marcha, de cuánto tiempo dispones, qué estructura organizativa necesitas…

 

 

Así, seguramente, te pondrás unos propósitos realistas que puedas cumplir en un año que, al fin y al cabo, es el tiempo que tienes para desarrollar lo planteado tras la evaluación porque diciembre llegará nuevamente después de 12 meses. Alguien puede pensar que nos hemos equivocado al contar pero, no. El hecho de que diciembre sea el mes para “cerrar partido” no quiere decir que no sigas “dentro del partido”.

 

Desde Veravitas tenemos una tendencia natural a ser muy idealistas cuando nos marcamos objetivos por lo que la planificación para nosotras es un instrumento realmente valioso para devolvernos a quienes podemos ser en este año; porque si vamos siendo cada año, llegaremos, seguro, a ser quienes queremos ser.

 

“Caminante no hay camino, se hace camino al andar”

Machado

 

Entonces como en Veravitas pensamos que la evaluación permite tener el campo abonado (lo que hemos sido) para ver quiénes queremos ser; siendo la planificación, la que nos permite saber quiénes podemos ser.

 

Aun así, consideramos que tanto la evaluación como la planificación son meros instrumentos para “pararnos” en esta vorágine que nos consume en el día a día y que, independientemente de la gran importancia que tienen, os animamos por “intuición y experiencia” a que siempre tengáis en mente quiénes queréis ser.

 

Esperamos que hayáis disfrutado con este post y queremos agradecer a todas las personas que nos ayudáis a querer seguir siendo Veravitas.

 

No Comment

5

Post A Comment