Blog

FORMACIÓN Y EJERCICIO LIBRE EN TRABAJO SOCIAL

INTRODUCCIÓN.

 

La formación (conjunto de enseñanzas cuya finalidad es capacitar a alguien en algún oficio, desempeño o puesto de trabajo)  forma parte de nuestra vida desde que tenemos uso de razón, acentuándose ésta en el periodo previo a nuestra inclusión en el mercado de trabajo para posteriormente ir reduciéndose paulatinamente, a pesar de que el entorno laboral exige una actualización de conocimientos permanente, bien es cierto que, una vez alcanzamos un puesto de trabajo en el que nos sentimos realizados y cómodos, ésta pasa a un segundo plano.

 

Por esto motivo, un despido inesperado, o una caída imparable de los servicios que ofrecemos nos obliga a no relegar la asunción de nuevos conocimientos y destrezas que pudieran, llegado el caso, relanzar nuestra inclusión en el ámbito laboral.

 

No cabe duda de que, además de ser vital,  la formación es uno de los grandes negocios que imperan en  nuestro país, la necesidad de estar formados en un entorno meramente competitivo se vuelve crucial para “sobrevivir” e insertarse en un mercado laboral tan exigente que roza la ironía. Así que ante tal panorama, cuando uno logra acabar la carrera, sea cual sea ésta, tiene que continuar diseñando  su itinerario formativo, su especialización, llega la hora de adentrarse en el periplo de los máster, posgrados, expertos y similares, eso sí, siempre y cuando el bolsillo te lo permita.

 

Muchas veces, en su mayoría, a esta obligación imperial de formación se une nuestro deseo de aprender que, junto con una buena dosis de “titulitis”, produce un cóctel más que adecuado para inscribirnos en enseñanzas que,  a la larga, no supondrán más que otro epígrafe más en nuestro curriculum vitae.

 

Todo ello no significa que desde Veravitas estemos en contra de la formación, ni mucho menos, pero sí opinamos que existe tanta oferta que es fácil perder de vista nuestro objetivo, lo que nos atrae y aquello que realmente nos interesa, sin dejar de visualizar las líneas profesionales con mayor empleabilidad, para así ahorrarnos el típico comentario de turno de “estás sobrecualificada/o”, que todos/as en alguna ocasión hemos tenido que escuchar con cara de perplejidad.

 

libros

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

GRADO EN TRABAJO SOCIAL.

 

La UMA define en su página web que “Los estudios de Trabajo Social están dedicados al ser humano y su relación con el medio que le rodea. Como trabajador social aprenderás a analizar a las personas en sus diferentes ámbitos, familiar, laboral y social. Tu trabajo irá encaminado al logro de unas condiciones de vida adecuadas para todos. Como trabajador social te dedicarás a conseguir el bienestar de los seres humanos, desarrollar los recursos necesarios para atender las necesidades de las personas y en definitiva trabajar por la justicia social”.

 

Conciso y clarificador, pero eso sí, no destacan  conocimientos sobre emprendimiento, marketing social, autoempleo, creación de empresas…parece que existe una incompatibilidad latente entre ser Trabajador/a Social y ser empresario/a, una dicotomía que te obliga a elegir y buscar tu salida profesional en el “sector público”, “sector privado” y “tercer sector”, parece que ahí acaba el Trabajo Social o la manera de emplearnos.

 

Existe un amplio desconocimiento del ejercicio libre, de empresas de Trabajo Social y de profesionales autónomos que luchan a diario por abrir nuevas líneas de desarrollo de la profesión. Y ¿por qué sucede esto? ¿falta de información desde la universidad?, ¿por qué somos nosotros/as mismos/as quienes nos cerramos tantas salidas profesionales?. En Veravitas entendemos que falta plantar la semilla del emprendimiento y la innovación social entre el colectivo de estudiantes de Trabajo Social y grandes dosis de autoestima profesional, de no quedarnos pequeñitos frente a otros colectivos, porque somos imparables como promotores del cambio en terceros y estatuas de sal ante nuestro salto profesional.

 

POR QUÉ EMPRENDER.

 

EMPRENDER en Trabajo Social es un tema tabú, hoy por hoy, a pesar de tener grandes precursoras y precursores en el sector, te mirarán con cara rara, principalmente tus propios compañeros, si decides tomar esta línea laboral.

 

Llegado el momento de adentrarte en la aventura del emprendimiento, desde Veravitas, aconsejamos ser partícipe de una Lanzadera o similares, que se realizan a través de entidades públicas de fomento del empleo. Siempre te ayudarán a clarificar la idea inicial, plantearte objetivos, estudiar la viabilidad y conocer tus fortalezas y debilidades frente a la competencia.

 

Delimitado nuestro quehacer profesional tendremos que adquirir, en los casos en los que sea necesario, conocimientos generales sobre atención al cliente y márketing empresarial, sin perder la visión de nuestra marca personal.

 

No está de más informarse sobre los costes de constitución de la empresa, alta de autónomo, posibles ayudas, etc. información que se facilitan en las mencionadas entidades públicas de apoyo al emprendimiento.

 

FORMACIÓN EN EJERCICIO LIBRE.

 

La formación en ejercicio libre se muestra muy escasa, aunque existe oferta de calidad impartida por profesionales con una dilatada trayectoria y conocimientos. Principalmente, partimos de la base de ampliar el conocimiento de nuestro propio instrumento técnico, el informe social, que en la formación reglada se trabaja de soslayo. Para ello recomendamos la formación sobre “Diagnóstico Social” de Jonathan Regalado (www.jonathanregalado.com).

 

La formación como perito social te instruirá en el conocimiento de las diferencias metodológicas con el informe social además de dotarte de mayores herramientas para la elaboración de diagnósticos sociales: “Curso de Iniciación en el dictamen Pericial Social” y “Curso de Profundización en el Dictamen Pericial Social” de Firma Quattro. Trabajo Social (www.firmaquattro.com).

 

Posteriormente, y dada nuestra propia elección empresarial, ampliaremos conocimientos que garanticen una correcta prestación de nuestros servicios profesionales, los cuales pueden ir desde el Peritaje Social a la mediación familiar,  coaching desde el Trabajo Social, servicios a entidades…

 

Close-up of busineswoman's hands doing paperwork.

 

APOYOS EN EL CAMINO.

 

Somos muy conscientes, por nuestra propia experiencia, que es verdaderamente difícil vencer todos nuestros temores y reticencias para comenzar a andar esta senada y es por ello que os proponemos dos posibles “compañeros de viaje”:

 

ATSEL (Asociación Nacional de Trabajadoras/es Sociales en Ejercicio Libre) que nace ante la necesidad que tienen los propios profesionales de unirse para visibilizar ante la sociedad que el ejercicio libre es una realidad en nuestro país, que es necesario y, además, defenderlo con el convencimiento más absoluto.

 

Así, los/as Trabajadores/as Sociales que ya formamos parte de ATSEL (atsel.org) demostramos con nuestro quehacer diario el potencial que tenemos ante empresas, Universidades, políticos/as, etc. realizando distintas iniciativas. En concreto, este año apostamos por:

 

  • Contribuir activamente en los procesos de elaboración y aprobación de nuevas Leyes de Servicios Sociales (Andalucía y Valencia, por ejemplo).
  • Campaña de difusión del ejercicio libre y de ATSEL en Universidades y Colegios Profesionales.
  • Presentación de nuestra Asociación de trabajos sobre el ejercicio libre (comunicaciones, ponencias, pósters, etc.) en distintos eventos (Jornadas, Congresos, Foros, etc.).
  • Elaboración y firma de un Convenio Marco de colaboración entre el Consejo General de Trabajo Social y ATSEL.

 

Además, intentamos apoyar con nuestros conocimientos y nuestra experiencia a otras/os comapñeras/os que apuesten por el ejercicio libre siendo así donde se van creando un sinfín de sinergias que impulsan los proyectos de unas/os y otras/os.

 

Comisiones de Ejercicio Libre de los Colegios Profesionales.

 

 

En la actualidad, hay muchos Colegios Profesionales a lo largo del territorio nacional que tienen integradas Comisiones de Ejercicio Libre que, aunque no suelen estar recogidas en los Estatutos, se pueden entender como grupos de trabajo y defensa del tema sobre el que versen.

 

En cuanto a las formas de trabajo de las Comisiones no existe un criterio único y cada una se organiza en función de sus propias necesidades y objetivos.

 

En definitiva, consideramos que es muy importante estar en contacto con otras/os profesionales que compartan nuestras propias inquietudes para animarnos, no sólo a emprender, sino a seguir luchando día tras día para poder superar los obstáculos propios del camino.

 

Para concluir con este post… A ti, sí a ti que estás pensando en emprender en Trabajo Social y estás leyendo este post con la intención de encontrar una “receta mágica” que te libre de temores, inseguridades y quebraderos de cabeza, sentimos defraudarte. Sólo podemos decirte que nadie te podrá ahorrar todo eso, pero sí te podemos asegurar que MERECE LA PENA, AL MENOS, INTENTARLO.

 

Closeup of business people's hands on top of each other symbolizing unity against sky

5 Comments

9
  • Javier Espinosa Mateos

    Buen post para iniciar a los nóveles en un camino que hay que escribir andándolo, ya que apenas existen formaciones específicas sobre el tema. Si a eso le añadimos ese misterioso silencio universitario no extraña nada las pocas iniciativas sociales que surjen en nuestro sector. Tal vez con la nueva cultura del emprendimiento que ahora está de moda nazcan nuevas ideas, pero es bien dificil cuando los trabajadores sociales no tienen ni idea de esta posibilidad. A seguir difundiendo toca

    • Veravitas

      Exacto Javier, está brotando esa nueva cultura del emprendimiento en nuestro colectivo y, como bien dices, queda poner en marcha toda la maquinaria propia de imaginación y creatividad. Ser partícipes en este cambio de la profesión es un gran desafío. Los trabajadores/as sociales bien sabemos que la realidad siempre va dos pasos por delante de instituciones, universidades, etc, por lo que en ésto del emprendimiento en Trabajo Social no iba a ser muy distinto.

  • María Belén Muñoz Manzanares

    Ante todo agradeceros vuestra visión del ejercicio libre Trabajo Social como una vocación más y vuestro apoyo incondicional al mismo.
    Por mi parte, tengo la suerte de estar la Lanzadera Málaga de Andalucía Emprende, y dirijo mis pasos a la creación de una empresa de ámbito social, por ello no pasan de soslayo vuestras palabras …
    Sin embargo, he de insistir que no siempre ha sido así y que durante mis años de carrera no faltaron los docentes que insistían en el ejercicio libre de nuestra profesión. Creo que muchas veces, tiene que ver más bien con la falta de ambición o autoconocimiento de los propios estudiantes, futuros trabajadores sociales.
    Tal vez sea necesario recalcar y hacer hincapié en cuáles son las posibles y diferentes salidas en el mundo empresarial.
    Muchas gracias por vuestro blog, querid@s compañer@s.

    • Veravitas

      Gracias María Belén por tus palabras. Como dices, falta poner en valor las posibilidades y diferentes salidas empresariales, pero desde nuestra experiencia profesional hemos de resaltar que hay infinitas oportunidades que deben partir de nuestra propia creatividad, puesto que no tienen por qué estar cubiertas en la actualidad, las realidades sociales son múltiples y diversas y, como sabes, en continuo cambio. Un abrazo compañera.

  • JONATHAN REGALADO

    Enhorabuena por vuestra actividad y visibilización del Trabajo Social en ejercicio libre.

    Quiero agradecerles la valoración de mi trabajo y la recomendación de la formación en materia de Diagnóstico Social. Es una formación con muchos años de trabajo detrás y que he diseñado con mucha meticulosidad y cariño.

    En cuanto al ejercicio libre, el Trabajo Social necesita “emanciparse” del Sistema Público de Servicios Sociales, es la única forma de recuperar la identidad profesional y de cambiar los tópicos desde los cuáles se nos percibe en la sociedad y que limitan nuestro avance como ciencia y como tecnología aplicada al bienestar humano y el cambio social. Todo ello, sin descuidar (dado que es perfectamente compatible) la defensa de los derechos sociales y el sistema público de servicios sociales.

    Ánimo con vuestro proyecto y mucho éxito. Si crecéis, crece el Trabajo Social. Si crece el Trabajo Social, mejorará el mundo.

Post A Comment