Blog

TRÍO DE ASES: CALIDAD-IGUALDAD-RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL

INTRODUCCIÓN

 

Como lo prometido es deuda, a través de este post hemos querido cumplir con nuestra palabra y os hemos preparado unas píldoras informativas sobre la relación entre la igualdad, la calidad y la responsabilidad social corporativa o empresarial.

 

Antes, deciros que la interrelación de estos tres pilares ha dado como resultado una extensísima bibliografía de lo que se puede deducir la importancia del abordaje de esta temática. En este post hemos querido dar unas pinceladas sobre el tema con la intención de seguir profundizando en futuras publicaciones.

 

Estamos convencidas de que la adecuada conjugación de estos tres términos contribuye positiva o negativamente sobre la sostenibilidad del tejido empresarial, ya que nos encontramos en una sociedad en continua transformación siendo uno de los cambios más trascendentales la incorporación masiva de las mujeres al mundo laboral que está generando una nueva relación entre lo productivo y lo reproductivo; un nuevo orden social.

 

Así, reproducimos lo dicho por el Ex secretario General de la ONU:

 

“La igualdad de las mujeres debe ser un componente central en cualquier intento para resolver los problemas sociales, económicos y políticos”.

Kofi Annan.

 

LA IGUALDAD Y LA CALIDAD

 

La implantación de un sistema de gestión de la calidad supone ventajas directas para las empresas derivadas de:

 

  • El reconocimiento externo al ajustar sus actividades a ciertos parámetros o requisitos.
  • La detección de posibles errores de gestión y la solución de los mismos a través de estrategias de mejora gracias a un ejercicio de análisis interno.

 

Así, cuando una empresa apuesta por la calidad, transmite que:

 

  • Está dispuesta a abordar un proceso de autocrítica y aprendizaje continuo.
  • Tiene el propósito de permanecer y crecer en su área de actividad.
  • Quiere ser más competitiva a través de una mejor gestión de sus procesos y una mejor asignación de sus recursos.
  • Protegerá los intereses de su plantilla, clientes, proveedores, etc.
  • Tiene el deseo de mejorar la calidad de vida de su personal.

 

 

Busy mother doing simultaneously many tasks cooking cleaning reading working and talking on the phone

 

 

Ahora bien, cabría preguntarse, por ejemplo, ¿cómo contribuye la igualdad a la consecución de la calidad total? o ¿es la calidad la que contribuye a la igualdad? En definitiva, qué fue antes ¿la gallina o el huevo? Sin poder aportar una respuesta absoluta, se expondrán distintas sinergias que se producen entre ambos aspectos dando paso a un enfoque de complementariedad en el binomio calidad-igualdad:

 

  • Tanto la calidad como la igualdad han evolucionado pasando de ser actuaciones concretas sobre los resultados a tener una concepción estructural que implica a toda la organización y la sociedad en el logro de sus objetivos.

 

  • Ambos conceptos tienen procesos metodológicos similares: compromiso y difusión, autoevaluación y diagnóstico, elaboración de planes de acción de mejoras/ igualdad, implementación y seguimiento y evaluación.

 

  • Comparten requisitos previos que se deben dar para su implementación:

 

1. Implicación total por parte de a la Alta Dirección de la empresa y difusión del compromiso a todo el personal.

2. Financiación a través de partidas presupuestarias expresamente dedicadas al trabajo por la igualdad y la calidad.

3. Transversalidad que se traduce en la implicación de todas las áreas de la empresa, de todo el personal y de la sociedad.

4. Optimización de los recursos seleccionando aquellos que permitan la mayor eficacia al menor coste posible.

5. Fomentar el empoderamiento para que las personas implicadas hagan suyos los procesos de mejora.

 

  • La aplicación de ambos conceptos está cada vez más reconocido como valor ante todos los agentes implicados (plantilla, empresas proveedoras, sociedad, etc.).

 

  • La pertinencia de ambos términos ya que, por su lado, la igualdad es aplicable en cualquier ámbito en el que se encuentren presentes las personas y, por su lado, la calidad de la gestión en una empresa depende significativamente de su capital humano.

 

LA IGUALDAD Y LA RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA

 

La Ley Orgánica 3/2007, para la Igualdad Efectiva de Mujeres y Hombres (LOIEMH), enumera entre sus objetivos el integrar la igualdad en la vida interna de las empresas, en la cultura empresarial y en el mundo laboral.

 

Además, su Capítulo VII está dedicado al tratamiento de la igualdad relacionado con la responsabilidad social de las empresas.

 

Así, estipula que las empresas podrán asumir la realización voluntaria de acciones de responsabilidad social que promuevan condiciones de igualdad entre las mujeres y los hombres en el seno de la empresa o en su entorno social.

 

Se deriva del articulado un conjunto de retos y oportunidades que las empresas socialmente responsables deben abordar como parte de su compromiso con la igualdad. Así, son agentes activos en la resolución de situaciones de discriminación y desigualdad entre hombres y mujeres, especialmente, aquellas que afectan a su capital humano.

 

RSE_O_Protagonismo_de_Mercado

 

 

Sin querer ser exhaustivas, se presentan algunas prácticas que relacionan claramente la igualdad y la responsabilidad social empresarial:

 

  • Entender la diversidad como un valor a fin de tener plantillas equilibrradas no sólo en cuanto al reparto de puestos entre hombre y mujeres sino, también, incluyendo criterios como la edad, el orígen étnico, la diversidad intelectual o funcional, etc.
  • Luchar contra la brecha salarial garantizando igual salario para hombres y mujeres que desempeñen un trabajo de análogas características.
  • Romper con el techo de cristal favoreciendo que las mujeres puedan formarse y tener un proyección de su carrera en igualdad con los hombres a través, entre otras, de medidas que contribuyan a la conciliación de la vida laboral, personal y familiar.
  • Tener una actitud proactiva que favorezca la salud y la seguridad en el lugar de trabajo adaptando los trabajos a las personas, atajar los riesgos diferenciando entre mujeres y hombres, evitar riesgos específicos de los puestos de trabajo, etc.
  • Trabajar de forma activa con la comunidad para favorecer la igualdad a través del patrocionio de eventos deportivos, culturales, sociales, etc. y su participación en planes municipales de igualdad.
  • Ofrecer a sus empresas proveedoras, clientela, accionistas, etc. la posibilidad de implicarse activamente en la lucha por la igualdad entre mujeres y hombres.

 

Queremos insistir que el tema es tan relevante para el futuro de las empresas y de la sociedad que este post se nos ha quedado corto. Por tanto, en futuros encuentros iremos profundizando en la materia. Esperamos que os haya gustado y contamos con vuestra presencia para la próxima.

 

No Comment

4

Post A Comment